Carta de amor: Lo eres todo para mi
Amor
No sabía que podía ser tan feliz, hasta que te conocí. En el momento en el que te vi la primera vez supe que la felicidad estaba al alcance de nuestras manos. Que tan solo bastaba dar un paso para tocarla. Vivir para tocarla. Vivir para soñar, para tocar cada parte de la felicidad y moldearla a nuestra manera. Permitirnos soñar con la felicidad que …