Hermosa carta de amor para una madre

hermosa carta de amor para una madre

Cientos de moléculas de afecto, una estructura sostenida por la determinación y un solo corazón abierto al mundo para dar su abrigo incondicional a quién esté cerca. Un ser de luz que sostuvo mi ser aquella mañana de junio con la delicadeza con la que se toma un frágil cristal, dispuesta a desvelar su sueño para guardar los míos, haciendo una pausa en su rutina para comenzar a moldear mi crianza.

Mi madre, una persona que desde mi corta edad ha dado su vida por forjar cada instante de la mía, familiarizada ya con la labor de madre, al ser su segunda creación. Te aguardaban horas de arduo trabajo para atender mi ser y lo hiciste de la mejor manera al dedicarme valiosas horas de tu vida para que yo creciera con bien. Estabas en cada instante de mi niñez, desde que dejé la cuna para disponerme a dar los primeros pasos que con cuidado, guiaste tomando mis manos, hasta que logré mantener el equilibrio.

PUBLICIDAD

Amor mío, que has criado mi persona con una dirección de fortaleza y determinación. Te ha tocado tropezar con circunstancias que han dejado una marca en ti y sobre eso has edificado tu fortaleza, esa que siempre muestras ante la vida. Una fortaleza que te ha hecho más humilde y ha sacado a la luz los sentimientos más puros para con los demás, sirviendo de ejemplo a quiénes te rodean y me incluyo. Me haces ver el lado bonito de los días nublados, el sol radiante en cada amanecer y la lección positiva de cada situación.

Madrecita eres un gran destello de esperanza en mi vida, guías mi camino con tu inmenso amor y complementas mis momentos de dicha con tu presencia. Mujer ejemplar que sin condiciones, lo das todo por alegrarle la vida a quién viene a ti.

PUBLICIDAD

Incoming search terms:

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *