Carta triste de desamor: El amor que no quisite

Carta triste de desamor

En estos momentos debes estar leyendo esta carta y yo ya debo estar a cientos de kilómetros lejos de ti. Te preguntarás cuál es el motivo de estas líneas y lo sabrás.

Quiero que sepas que desde que te conocí mi vida cambió por completo, largos fueron los meses en los que viví sumida en tristeza y soledad hasta que llegaste a cambiar el matiz de mi vida, llenándola de color y alegría.

PUBLICIDAD

Me hiciste reír cuando menos lo esperaba, recuperé la sonrisa y la ilusión, eso que hiciste por mí, es una de las cosas que me hizo amarte tanto.

Un día, las cosas cambiaron, tu risa se apagó y aquellos ojos que hacían que me perdiera, apagaron su brillo.

Recuerdo bien ese día, el día que me dijiste que no sabías dar amor, cuán equivocado estabas, en todo ese tiempo me diste las mejores alegrías, un amor que nunca había recibido.

Me pregunto, qué hago con todo este amor que sembraste y que no pude darte, me fui muy lejos porque no sabía estar junto a alguien que no quería amarme.

Quisiera decirte que la alegría volverá a mi vida pero la verdad es que siento que tú te llevaste parte de mí contigo.

En el poco tiempo que estuvimos juntos, me regalaste los mejores días, me hiciste recuperar las ganas de soñar y por eso te digo, que aunque no quisiste mi amor, hoy te envío esta carta para hacerte entender que tú sí sabes querer, pero no quisiste mi amor.

Sé que ante tu magia, ante tu alegría, mi amor se queda corto, créeme que lo intenté, hoy solo deseo que seas feliz, que la sonrisa nunca te falte y encuentres ese amor que sepas aceptar, que pueda llenarte y hacerte el hombre más feliz del mundo.

PUBLICIDAD

Incoming search terms:

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *