Carta de amor: Tengo sed de tus besos

carta-de-amor-tengo-sed-de-tus-besos

Hoy desperté con ganas de que nos fundamos los dos en un beso que nos haga sentir en otro lugar. Por eso me di vuelta y te vi a mi lado, te contemplé inocente, dormido y sumergido en tus sueños en los que quisiera estar yo también. Te acaricié, no me creo lo afortunada que soy en tenerte a mi lado y fue cuando abriste tus ojos, esos que tienen un color tan dulce como la miel y que al verme hacen que me sumerja en ellos y me pierda en esa mirada.

Hoy tengo sed de tus besos, quiero que me beses porque nunca mis labios habían anhelado tanto una boca como la tuya. Tus besos van acompañados de caricias que poco a poco despiertan mis sentidos y me hacen querer pasar a otro mundo contigo, en el que no solo nuestras bocas se mezclen, sino que nuestro cuerpo pueda fundirse en uno solo.

PUBLICIDAD

Tú, mi amor consentido, siempre sabes cómo hacerme sentir feliz, tú sabes cómo besarme y hacer de tus besos la medicina que necesito para resolver cada mal y la vitamina que necesito para mantenerme fuerte, y es que hoy no quiero nada más que ser llenada de tus besos. Amor mío, es que no veo cercana la hora en la que vuelvas a besarme, en la que quites esta sed inagotable que tengo de tus besos y tu boca.

Y si un día despierto y no estás a mi lado, y por casualidad recordaste cómo llenábamos nuestra mañana de besos y de amor, y si estás leyendo estas líneas que un día como hoy te escribí, quiero que sepas que eres bienvenido a buscarme y llenar de nuevo mi vida con tus besos que son el mejor antídoto para todos mis males.

PUBLICIDAD

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *