Carta de amor: ¡Perdóname!

carta de amor Perdóname

Hoy el tiempo nos separó, el destinó jugó en mi contra, el universo se confabuló contra lo que siente mi amor. Lo que viste no significa nada o mejor dicho, significa que como ser humano, de vez en cuando cometemos errores. Nada imperdonable.

Te escribo porque no encuentro otra manera de llegar a ti. Desde que te conocí has sido la luz de mis días y las estrellas de mis noches. Dormir a tu lado es el único momento en el cual puedo soñar. Estar junto a ti es mi sinónimo de felicidad. Verte correr con lágrimas en los ojos apartándote de mí, es el peor castigo.

PUBLICIDAD

Solo viste un beso, un beso simple, sin sabor, sin sentimiento, una debilidad. Hacerlo me acercó mucho más a ti, me hizo notar que no deseo otros labios más que los tuyos, me hizo entender que un capricho, saciar la curiosidad, implica perder algo más grande y verdadero, el amor que sólo tú me sabes dar.

Siento un profundo silencio dentro de mí, un vacío tan enorme que se oiría hasta un alfiler caer. Verte correr, alejándote, ha sido la peor fotografía que guardo en mi memoria. Deseo me perdones, recapacites y vuelvas a mí. Fue un simple y desabrido beso. Si me perdonas, jamás me volverás a tener fuera de tu vista, de tus brazos, de tus piernas y de tus labios.

Soy un hombre y me comporté como un vil hombre; pero te necesito para no desviar mi camino, para asegurarme la felicidad que tú me sabes dar, para construir y hacer realidad todo lo que hemos planeado. Han sido largas horas de risas, planes, sueños, ideas y compañía. Te necesito, necesito tu aliento, tu aroma, tu fuerza, valor y por sobre todo, necesito tu amor. Perdóname porque solo así podré recobrar la vida.

PUBLICIDAD

Incoming search terms:

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *