Carta de amor para mi novia: 388 días

carta de amor para mi novia 388 dias

Hace 388 días me dijiste que sí, a partir de entonces serías mi novia. Ese día me diste la oportunidad de volverme tu compañero, tu confidente de secretos, tu protector, tu hombre como tantas veces me has repetido. Por ello el motivo de esta carta. Hoy quiero rememorar algunos recuerdos de esas cosas que juntos hemos vivido desde hace 388 días.

Recuerdo con mucha nostalgia y alegría lo primero que hicimos hace 388 días luego del sí, te invité a comer a mi casa. He de decir que estaba verdaderamente dudoso sobre si te gustaría lo que planeaba cocinar, puesto que nunca en mi vida había conocido alguien tan quisquillosa y arraigada a las costumbres italianas especialmente referente a lo que es pasta.
Recuerdo que ese día te prepare un plato de pasta con carne mechada, casi muero (y Dios es testigo) cuando vi como hacías ese gesto tan típico tuyo de arrugar la nariz, porque según tú la salsa se hacía con carne molida, no mechada. Después de probarla (y contra todo pronóstico) te gustó. Desde entonces tomé la firme decisión de cocinarte siempre pasta porque esa fue la comida que te gustó y porque obviamente no se cocinar nada más.

PUBLICIDAD

Hace 388 días también tuvimos nuestra primera cita de novios. Me esforcé en que fuera perfecta, pero ese día, como de costumbre, el metro de Caracas confabuló en mi contra y decidió ocasionar un retraso justo cuando iba a recogerte. Dios, que vergüenza fue pasar por tu casa media hora después y verte molesta y frustrada. Pero seamos sinceros mis chistes, mis tonterías y mi encanto natural te dejaron sin palabras: toda nuestra cita se convirtió en risas, alegrías y en un buen momento.
Son 388 días de recuerdos hermosos que reafirman mi deseo de pasar el resto de mi vida junto a ti.

PUBLICIDAD

Incoming search terms:

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *