Carta de amor para mi Madre

carta de amor para dedicar a una madre

Muchos dicen que como madre, solo hay una; que la mujer más importante de todo ser humano, es su madre; pero para mí, tú eres más que eso. Mamá eres mi inspiración y lo que me mantiene con estas locas ganas de vivir día tras día. Tú me has enseñado a disfrutar cada una de las pequeñas cosas que nos brinda la vida; eres la que me motiva a alcanzar mis metas y luchar por mis sueños.

Quizás no te lo diga todos los días, pero aprovecho este espacio para que sepas cuánto te quiero, te admiro y te respeto. Eres una mujer luchadora, apasionada, preocupada y soñadora. Cuando era niña te repetía que, al ser grande, quería ser como tú. Hoy no me arrepiento de mis palabras, al contrario, las confirmo y reafirmo a diario.

PUBLICIDAD

Eres el motor de mi vida y quiero que lo seas siempre. Por favor, quédate conmigo el máximo tiempo posible. No te alejes y me abandones que, aunque algún día suceda, sé que te quedarás siempre a mi lado. Que tú serás la que me guíe y me aleje de todo lo malo.

Mamá, eres y serás siempre mi ángel. Aquel que me protege y se preocupa por mí, que cada vez que estoy mal, me anima y me dice “tú puedes”. Cada una de tus frases las tengo guardadas en el corazón, están depositadas en un cajón con llave que solo tú y yo podemos abrir.

Gracias, mamá. No solo por ser mi madre y por haberme dado a luz, sino por todas esas noches de desvelo que te hice pasar; por el cariño que me brindas todos los días, cada hora, cada minuto; por la preocupación que te generan mis problemas y por la calma que me generas cuando te los comento. Gracias eternas, mamá.

PUBLICIDAD

Incoming search terms:

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *