Carta de amor: Lo eres todo para mi

Carta de amor Lo eres todo para mi

No sabía que podía ser tan feliz, hasta que te conocí. En el momento en el que te vi la primera vez supe que la felicidad estaba al alcance de nuestras manos. Que tan solo bastaba dar un paso para tocarla. Vivir para tocarla. Vivir para soñar, para tocar cada parte de la felicidad y moldearla a nuestra manera.

Permitirnos soñar con la felicidad que nos traía nuestro encuentro. Tu llegada fue para mí un haz de luz que me permitió ver la vida desde otra perspectiva. Estaba ciega hasta el momento en el que te conocí. En el momento de tu llegada sentí como mi cuerpo se invadía de felicidad.

PUBLICIDAD

Momento a momento a tu lado fui sintiendo como aumentaba mi felicidad. Mi corazón se llenaba de una energía indescriptible. Mi mente no podía dejar de pesarte. Mi ojos solo buscaban el momento en el que aparecieras. Los días se llenaba de color y tú los llenabas cada vez más de amor.

Tú me enseñaste a vivir la vida un poco más. A dejar que los males dejaran de importar cuando te tenía cerca. A ver más allá de lo imposible. A crear, a creer, a reír, cantar, vivir, soñar y disfrutar. Ver como cada nueva amanecer era una nueva oportunidad de hacer algo imposible.

Eres la persona maravillosa, musa ideal de mis sueños. La persona que me impulsa a seguir adelante a ver como cada día es un nuevo y feliz día. Eres mi compañero ideal de aventuras y emociones.  Eres la esperanza de una vida plena, de una vida llena de armonía y felicidad.

Mi cómplice, mi amigo. Mi mejor amigo. Compañero de sueños y metas. Compañero de luz y de esperanzas. Eres ese color del amanecer que todas las mañanas me acompaña y me da fuerzas para comenzar de nuevo.

PUBLICIDAD

Incoming search terms:

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *