Carta amor Friki

amor-del-bueno2

Bueno amor mío, sé que probablemente no se espera algo así de nuestra generación, sobre todo de nosotros dos, frikis como somos, pero ahí voy, con una carta de amor, una carta de amor friki, por supuesto.

Nos conocimos en una convención de Star Wars. Curiosamente yo iba vestido de Han Solo y tú de Princesa Leia. Aunque la mayoría de mujeres teníais el disfraz de Leia, lo cierto es que no dejo de pensar que fuera toda una casualidad el que dos personas interpretando a unos personajes que se enamoran en una película tan legendaria, acaban enamorándose ellos mismos. Será el destino o será el poder de la Fuerza. Ciertamente no lo sé, pero me alegro de que así sucediera.

PUBLICIDAD

Nuestra charla inicial se convirtió en varias citas a convenciones, al principio totalmente casuales, para más adelante, acudir de pareja de disfraz, en todo tipo de actos denominados frikis por familia y amigos.

Creo sin embargo, que todos ellos prefieren ver a dos frikis como pareja que como amigos o incluso solos. Al tener los dos las mismas aficiones, da la impresión de que es aceptado por todos los ajenos a este mundo.

Puede que no comprendan nuestro amor a Tolkien y a nuestros adorados Hobbits, que no nos entiendan cuando hablamos en elfo, que nos ignoren si tratamos cuestiones de Star Trek, que nos miren raro si discutimos por superhéroes de Marvel y DC o incluso que ni se molesten en llamarnos si saben que estrenan una película medianamente rara.

Pero lo cierto es que no sólo somos frikis por afición, también lo somos por amor. Ellos ignoran lo beneficioso que es para la pareja besarse repitiendo frases míticas de nuestros grandes héroes o incluso escenas enteras que representan nuestra vida como pareja.

Pero que ellos se amen y no sean frikis no significa que nosotros por ser frikis no nos amemos. Igual que toda pareja, nos encanta ir a cenar juntos, nos gusta pasear, hablar de nuestros sueños, tener ilusiones y hacer planes, como viajes, excursiones dado que también nos encanta la naturaleza e incluso experiencias más triviales como acudir a un resort todo incluido.

Somos completamente normales como pareja, sencillamente, nuestra personalidad es friki. Pero eso no es malo, sino otra forma de ver la vida. Además enriquece la mente y el alma. Gracias a ello puedo decirte que te amo más que Lobezno a Jean Grey, que Peter Parker a Mary Jane o que Joker al Harley Queen. Cierto que esto último es debatible, pero no vamos a empezar a comentarlo aquí, en medio de una carta de amor.

Lo cierto es que nuestro cariño friki, nuestro corazón de Jedi, nuestros besos élficos, nuestros ademanes de Star Trek, todo ello tiene magia en sí mismo, dado que nos mantiene unidos con unas aficiones que nos hace pensar que jamás encontraríamos a alguien tan especial con quien compartir la vida. Al menos eso es lo que yo pienso y creo que no estoy equivocado. ¿Qué voy a encontrar en una mujer que prefiera pasar una noche tomando copas en un pub a diferencia de ti, que prefieres beber en copas de diseño de la Tierra Media mientras vemos El Señor de los Anillos? ¡Es incomparable!

Así pues, también puedo declararte mi amor en un sentido que sólo tú y yo, sin contar las miles de personas frikis del mundo que son como nosotros, entenderemos. Ahí voy, que la Fuerza me acompañe.

No soy un Jedi, ni un guerrero, ni arquero, ni desde luego un mago. Sólo soy alguien con gran corazón, que protege como Harry Potter a su magia, como los X-Men a su querido profesor Xavier o como haría Luke con su hermana Leia. Por suerte yo me vestí de Han Solo y pude, legítimamente, solicitar tu amor, que tu correspondiste como sólo una Skywalker es capaz de hacer. Así que, como forma de agradecimiento por tu dedicación, cariño, esfuerzo, amor y frikismo, quiero decirte las palabras que toda mujer amada debería poder oír, al menos, una vez de su pareja. Pero una vez al día, porque nunca algo tan simple había hecho más feliz a nadie. Las palabras, como bien habrás imaginado son “Te quiero”. Sin embargo, si somos frikis, hagámoslo bien, digámoslo en élfico:

¡Tye-mélane!

PUBLICIDAD

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *