Carta de amor Adiós

frases de olvido de un amor - adios fue un gusto

Adiós. Sé que no es como se suelen comenzar las cartas, ni siquiera las de despedida, ni mucho menos las de amor. Pero es que es la palabra que más he querido decirte y no he sabido cómo por miedo a hacerte daño.

Créeme, te quiero. No es por ti, es por mí. Mereces algo mejor…

PUBLICIDAD

Frases típicas, ¿verdad? No es realmente lo que debes oír porque no es la verdad, no es cierto que te quiera. No es por mí únicamente, sino que me voy tanto por mí como por ti. Los dos somos culpables. Y mereces algo mejor, sí es verdad, pero no porque yo no lo valga, sino porque no soy lo que mereces, porque no somos compatibles.

Hemos vivido juntos un año y no te soporto como pareja. Eres un chico estupendo, eres cariñoso y amable, pero nuestra relación no tiene chispa, sino una llama. Y lo que arde con doble intensidad de lo normal, se consume también con el doble de velocidad. Y lo nuestro se ha consumido, nos hemos quedado en dos personas que no se aman, pero viven juntos. ¿Para qué seguir con ello?

No he encontrado a nadie, tranquilo, aunque desde esta carta te aseguro que no es problema tuyo. Tampoco te lo digo a la cara no por cobardía o porque no sepa hablar de estas cosas, sino porque me ha parecido que lo mejor sería de esta forma. Todas las veces anteriores que lo he intentado no has escuchado, no me has dejado explicarte mis razones y hemos terminado discutiendo, haciendo el amor y discutiendo más todavía. No podemos seguir así.

Así que adiós. Me voy, me marcho. El móvil, me lo regalaste, te lo dejo al lado de la carta. Las llaves no las necesito, también las dejo aquí. Perdona por irme sin cerrar. Te dejo también el pago de la mitad del alquiler de este mes, para que no pienses que me voy sin dejar todas mis deudas saldadas.

Me llevo la ropa, algunos objetos de decoración y mis cosas personales. Te dejo unos pedacitos esparcidos por toda la habitación. Son invisibles, tranquilo, porque se trata de los restos cicatrizados de mi corazón.

Me has hecho daño, ¿sabes? Me prometiste todo el amor del mundo y lo único que he obtenido son tus quejas, tus tonterías y un sinfín de discusiones que me han convertido en una persona muy triste. Y yo no soy así. No te voy a perdonar el cambiar mi personalidad. Por supuesto que volveré a recuperar la sonrisa, pero para ello no tengo que verte nunca más en la vida.

Cuánto me alegro de que nos hayamos mudado a esta detestable ciudad que tanto te enamora. Así podré también dejarla atrás y te aseguro que me intención es no volver a pisarla en lo que me queda de vida. No por no cruzarme contigo, sino porque cada baldosa y trozo de carretera me parece absolutamente deporable, triste y nauseabundo. ¡Uff, cuánto odio este sitio!

Para cuando leas esto ya no tendré que sufrir la humedad del ambiente ni tus discusiones. Siento mucho que parezca que estoy enfadada, pero ¿sabes qué? ¡Lo estoy! Me has quitado un año maravilloso de mi vida en el que podría haber estado disfrutando cosas propias de mi edad, con mis amigas, conociendo gente que sólo quiera pasar un rato. No me importa estar una noche con alguien y no verlo más, pero contigo es todo tan difícil. Supongo que pertenecemos a épocas y mundos distintos porque vemos la realidad de forma totalmente diferente.

Quizás sea yo quien tiene la culpa de todo, quien es una inmadura que luego lamentará todas estas líneas, pero ahora mismo no me siento así y necesito irme, desaparecer y cortar esta relación de una vez por todas. Te aseguro que no creo que me pueda sentir más aliviada que cuando cruce esa puerta para saber que nunca más voy a volver a pasar por esto contigo.

Me gustaría decir que ha sido un placer conocerte y vivir contigo, pero vamos a dejarlo sólo en lo primero. Al principio me enamoraste locamente, pero creo que el sentimiento ha desaparecido igual de rápido.

Espero sinceramente que seas muy feliz en tu vida con alguien o sin esa persona, pero que esta decisión beneficie a los dos. De corazón. Adiós.

PUBLICIDAD

Incoming search terms:

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *