Carta de amor para mi Abuela

carta de amor para mi abuela

El ser más humilde, cariñoso y transparente que Dios me concedió para bendecir mi vida. Un aire de fe, una grata presencia que acompaña mis pasos desde que vine al mundo y hasta el sol de este día, sigue haciéndolo. En cada paso que he dado desde que nací, has estado cerca de mí para que no pierda el equilibrio, con una tierna mirada y un caluroso abrazo diriges mis aspiraciones, disipas mis dudas y haces llevaderos mis tropiezos.

Dulce abrigo y cálido refugio que hace del hogar un ambiente de gozo y esperanza. Verdadero significado de ternura eres tú; la humildad define tu rostro y cada molécula de tu ser está compuesta por partículas de fe. Al día de hoy, delgados hilos plateados adornan tu fina cabellera; tus pies llevan marcados el paso de los años, un poco cansados pero con el rumbo definido; tu espíritu es alegre, como el de un niño que mira por primera vez la luz al nacer.

PUBLICIDAD

Llevas imborrables huellas en tu ser, durante tu vida has mirado a los ojos a la tristeza, al perder una parte de ti aquel día de junio del año 73 ; cuando Dios te hizo entender que necesitaba al ser que un día ocupo tu vientre, tu linda niña ya jovencita en ese entonces. Al pasar el tiempo encontraste abrigo en el creador del mundo, un aliento que solo en Él encontraste, sólo en Dios. A partir de ese entonces tu vida se transformó, con un vacío a cuestas aún acompañaba tus pasos la esperanza, ésa que un día parecía que no iba a volver.

Al pasar el tiempo con una lección de vida, la mirada puesta en el norte y un motivo de fe; abrazabas instantes de alegría que hacían llevadera la nostalgia y fue justo en ese entonces cuando el segundo fruto de tu vientre ya formado todo un adulto, hizo posible mi llegada al mundo, sin saber la bendición que me aguardaba en la tierra; arropaste mi ser, inundando de amor mis mejillas. Una bendición que hasta el día de hoy ha iluminado con su dulzura mi alma, complementándonos mutuamente con gestos de ternura y agradecimiento. Sin duda, un ángel en mi vida es mi abuela.

PUBLICIDAD

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *