Carta al amor del futuro

carta-de-amor-al-futuro

Querido futuro amor mío, este es un trabajo de sociología, al parecer uno de los más importantes de todo el curso. Debemos dirigirnos al amor del futuro, obviamente desconocido (pues no tengo ningún pretendiente) y debemos expresar cómo nos gustaría que fueras.

Es curioso, nos han comunicado que tengamos en cuenta que, por muy raro que parezca, podrías no haber nacido todavía o, quizás en este momento, estés amando a otra persona. Cuántas vueltas puede dar la vida y nosotros estamos completamente indefensos a ello.

PUBLICIDAD

Bueno, me presento, soy una joven de 25 años, morena de ojos, de pelo y de piel. Mido 1,67 metros y el peso me lo guardo. En el futuro sabrás que es un tema del que mejor no hablemos para evitar discusiones, depresiones y promesas que se incumplirán (más por mi parte, lo reconozco).

Nos dicen que no sabemos cómo sois. Yo sí sé algunas cosas. La primera es que eres un hombre, pues no tengo interés en ninguna otra especie ni sexo del universo. Seguramente serás mayor que yo, al menos es lo que pienso ahora. Los de mi generación parece que no están del todo desarrollados, ni intelectual ni físicamente, parecen como a medio a hacer.

Me atrevo a aventurar que serás moreno como yo y que tendremos un par de hijos morenitos. Me da igual si chicos, chicas o mezcla de ambos. No me importa tu altura, siempre que no sea un extremismo de los límites, ni demasiado bajito ni demasiado alto.

Pero realmente no es el físico lo que me importa. Al final todos estaremos en los huesos. Ahí sí que no pasará nada por hablar de nuestro peso! Entre otras cosas porque no nos veremos más. No sé si eres religioso, pero para mí “hasta que la muerte os separe” es real y bonito a un mismo tiempo. Crecer y envejecer juntos debe ser la mayor experiencia del mundo.

Pero me ando por las ramas. En el ejercicio tenemos que describir cómo queremos que sea nuestro amor del futuro, dirigirnos a vosotros, guardar la carta y mostrarla dentro de unos años para ver si nos hemos acercado a la realidad. Estoy segura de que así será.

Mi seguridad se debe a que tengo muy claras las necesidades de mi personalidad y de mi corazón. Busco alguien amable, atento y divertido. Son tres cualidades maravillosas a las que no pienso renunciar por nada ni por nadie. Me río constantemente y necesito alguien que motive dicha sonrisa, mi carcajada y mi felicidad.

PUBLICIDAD

Incoming search terms:

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *