Carta a mi perrita

Carta a mi perrita

Eres un ser de luz. No hablas, pero con tus besos sé cuánto amor he logrado generar en ti. Con sus saltos de emoción para recibirme cuando llego a casa, por dormir conmigo un día cualquiera, hasta no se que hora de la madrugada, por verme a tu lado mientras veo tv o leer cualquier cosa en el teléfono  o mientras trabajo, eres incondicional no importa lo que haga tú haces que todo parezca menos complicado. Haces de mis días algo divertido y me entretengo como una niña solo al verte. Haces que los días no tan buenos sean  un mal momento.

Sabes que estás aquí de paso, que estaremos contigo solo por un rato, eso solo hace que te llenemos de amor sin medida porque cada minuto, sirve para quererte sin problemas y todo lo que podemos darte. Comes  y eres feliz, duermes y eres feliz. Con seres vivos y especiales como tu uno se da cuenta que la vida es simple y que realmente es uno quien la complica.

PUBLICIDAD

Solo tienes tres años y es raro ver como la vida de todos los que te rodeamos, está dedicada a ti mientras estés aquí. ¿Qué hacíamos antes de que aquí estuvieras? ¿Será que no existían estos instantes simples que ahora solo marcan la diferencia?

Te trato como a una cachorra aunque hayas envejecido y ahora seas más grande. Entiendo que sabes de sobra que no dejaré de quererte y que ha donde sea que vayas siempre voy a tenerte presente.

Eres protectora a pesar de tu tamaño tan pequeño y ladras si ves que un extraño entra a casa. Contigo siento que eres como un miembro más  de la familia y aunque tu tiempo aquí es  circunstancial  ten por seguro que te voy a ir a visitar.

PUBLICIDAD

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *