Carta de Amor: Mi corazón de agua

Carta de Amor Mi corazón de agua

Hoy no estás cerca de mí, aún así te pienso y te extraño. Intento cerrar los ojos para escuchar el latido de mi corazón. Sentirme vivo, saber que aún existo. Imposible! Mi corazón es agua. Es llanto, tristeza, es la acumulación de lágrimas. Claro que lloro por ti. Eres la razón de mi vida, por ti respiro y existo.

Trato de escribir con alegría y emoción para que no te preocupes por mí, pero es imposible. Ni siquiera entiendo el por qué de la separación. Cuando dos personas se quieren, se aman, se mantienen juntos. Esa debería ser la ley de la vida. Si en los animales funciona, por qué en los humanos, siendo más racionales, todo se complica.

PUBLICIDAD

Aunque te confieso que meditando acerca de todo esto, mi corazón de agua no es tan malo. Vuelvo a cerrar los ojos y lo escucho. Un sonido claro, nítido. Un susurro suave y tranquilizador. Tal vez te cueste creerme, pero ahora con más detenimiento escucho mi corazón y me siento mejor.

Es un arroyo lo circula dentro de mí. El corazón es una fuente de agua. Lo escucho e imagino que voy hacia ti. Agua limpia y fresca, llena de vida y dulce candor. Ahora entonces pienso que en cada gota hay una parte de ti. Eso es! Por ello me siento más apaciguado.

Entiendo, es la manera de mantenerte conmigo. Tú eres el río que me baña y llenas de vida. Cuando llegas al corazón convertido en fuente, revoloteas y juegas con mis sentimientos.  Es tu dulce manera de llenarme de luz e ilusión. Te siento y vibro junto a tu andar por todo mi cuerpo.

Llegaste en forma de agua y es así como podemos estar. Ya no tiene que ser rojo, es transparente, limpio y puro como nuestro amor. Corre, no se estanca. Me alimenta y llena de emoción. Eres tú que encontraste la manera de estar en mi corazón de agua.

PUBLICIDAD

Incoming search terms:

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *