Carta de amistad: A mi mejor Amiga

carta para mi mejor amiga

Amiga hermosa: te escribo esta carta envuelta de nostalgia. Tenemos más de cuatro meses sin vernos. Sabíamos que al emigrar nos extrañaríamos mucho, aun así no me esperaba lo fría e insulsa que se iba a transformar la vida sin tenerte en mis días. Esta nostalgia no se compara con la alegría que me da verte surgir como la mujer fuerte e independiente que eres y que, lastimosamente, nuestro país no pudo conservar entre sus límites.

He ido a nuestros lugares preferidos, he visto al resto de nuestros amigos que aún siguen en la ciudad. Incluso he caminado los pasillos de la universidad en donde nos conocimos. He ido a la biblioteca en la que devolví los libros  que, muy irresponsablemente, dejaste bajo mi custodia a sabiendas de mi pésima memoria.  Todo ese recorrido emocional me hizo agradecer al universo por haberme puesto en tu camino. Toparme con una persona tan leal, sensible e interesante como tú, me llena de alegría y paz. Darme cuenta de que te extraño severamente, y  que aprecio muchísimo que hayas podido alcanzar tus sueños.

PUBLICIDAD

Sé que pronto vendrán tiempos más felices en los que ambas estaremos juntas. Quizás podríamos costearnos algunas de esas vacaciones elegantes que solíamos mirar por los canales de turismo. Pronto iré a visitar a tu mamá para asegurarme de que esté lidiando bien con que te hayas ido.

¿Cómo están las cosas con tu marido? Por favor recuerda tomarte las pastillas anticonceptivas. Bajo ninguna condición saldré corriendo como loca para poder ver a mi sobrino nacer, así que dame un tiempo para poder establecerme y luego comienzo a planear mis viajes.

Eres y siempre serás la hermana que tuve la dicha de escoger, espero no hacerte llorar demasiado. Nos vemos por el camino amiguita, y recuerda: Nos fuimos para conquistar.

PUBLICIDAD

Incoming search terms:

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *